¡Independence Day!



Joaquín Moguer / 10-12-2020

¡Independence Day!

Uno de los grandes activos de cualquier empresa, son las personas que la componen, en especial en sectores donde la creatividad orientada a la tecnología es un pilar fundamental. Tanto la organización como aquellos que la componen deben vivir una experiencia de compromiso recíproco para llegar a altos grados de productividad. Un escenario que permite la jornada de 4 días. Necesaria además, en ciertos sectores de gran presión emocional sobre los profesionales. Que os voy a contar a publicistas, desarrolladores, diseñadores, animadores o estrategas... envejecemos por minutos...

No seamos ingenuos, llegar a cumplir con los requisitos necesarios para implantar esta jornada no se hace de un día para otro, requiere de análisis previo y entornos sandbox hasta llegar a la implantación definitiva. Es un proceso complejo que requiere de la implicación activa de todos los miembros de la organización. 

"Trabajar 4 días me da 3 días para ser creativo y 4 para aplicarlo, el descanso hace emanar las ideas"

Dani Arroyo - Desarrollador e investigador de proyectos interactivos

En este sentido, tengo noticias, no todas las empresas podrán, no por su modelo, sistema de atención al cliente, horarios u otros motivos inherentes al negocio. Será por sus pobres procesos productivos, inexistentes metodologías de trabajo o la poca capacidad que tienen para afrontar un verdadero proceso de transformación digital... porque amigos, al igual que ocurre con el tele trabajo, trabajar desde casa no es tele trabajar... acometer un proceso de transformación digital no es digitalizar vuestros archivos, tirando las impresoras a la basura o quizás empezar a usar Slack o Trello, supone un auténtico cambio de paradigma que afecta a todos los miembros de la organización.

El debate que surge a nivel político, es interesante, pues si necesitamos regular este nuevo contexto laboral, pero no deberíamos generalizar su implantación, no es posible obligar a ciertas empresas, por su naturaleza, a emprender semejante proceso de transformación con el que hacer de sus índices de productividad un valor suficientemente robusto. Supone un coste que algunos no podrán afrontar.

Nuestra experiencia ha sido fructífera por varios motivos, unos relacionados con las metodologías de trabajo, otros con la propia naturaleza de Schrödinger Lab, una empresa que nos gusta decir que es socialmente responsable, con quien es parte de ella y la sociedad en su conjunto. Definitivamente no necesitamos que nos obliguen a hacer algo positivo para con los profesionales que componen la empresa. Es una obligación de la que no nos desprendemos quienes debemos tomar esta clase de decisiones en el seno de la organización.

"Este nuevo paradigma se basa en la productividad conciliadora fundamentada en la responsabilidad recíproca"

Miguel Maestre - CTO Schrödinger Lab

La implantación de la jornada de cuatro días en Schrödinger Lab era una promesa pendiente, citada en algunas reuniones y nunca abordada con la suficiente energía. Aunque partíamos con ventaja pues ya trabajamos con una metodología que afianza la productividad, Quantum System, como decía, supone un coste importante... todo el camino quedó despejado con la llegada de la pandemia. Había que decidir, era el momento perfecto para mirar hacía dentro pues muchos proyectos se fueron de paseo con el virus.

Dejamos de lado los miedos y nos reunimos el 16 de Marzo de manera virtual, todos. Antes de eso, los socios decidimos no hacer ningún tipo de movimiento hacía el ERTE, despidos o reducciones de jornada, debíamos respetar el compromiso inquebrantable de las personas con la empresa, pues en aquel momento no sabíamos cuánto iban a cobrar... o cuándo. 

"La implantación de la jornada de 4 días implica un proceso previo en entornos sandbox donde comprobar que debe ser afinado para aumentar la productividad del conjunto"

María Montero - COO Schrödinger Lab

Nos mantuvimos unidos para construir todos juntos el nuevo paradigma y los productos que nos servirían de entorno sandbox hacía la transformación completa. Muchos clientes cancelaron proyectos y aunque el coste económico y emocional ha sido altísimo, hemos conseguido una auténtica transformación digital, productos como KOALA o SOLARIS y la consolidación de la productividad... lo que nos lleva a poder poner en marcha la jornada de 4 días.

Desde el 1 de enero de 2021, los integrantes de Schrödinger Lab, en todas sus oficinas, comenzarán a trabajar de lunes a jueves, dejando un largo fin de semana que rebajará la tensión emocional derivada de nuestro trabajo. Es un gran logro de todo el conjunto, el resultado de un proceso complejo que debe enorgullecernos, el claro ejemplo de superación ante la adversidad y el alto valor creativo de todos para llegar a un objetivo común.

Bienvenidos al ¡Independence Day!

 

Joaquín Moguer